Lealtad

960 638 Más Vida
  • 4

¡Nunca permitas que la lealtad ni la bondad te abandonen!
Átalas alrededor de tu cuello como un recordatorio.
Escríbelas en lo profundo de tu corazón.
Proverbios 3.3 NTV.

La palabra lealtad y el concepto del mismo, han estado dando vueltas por mi mente. Recientemente he estado viendo una serie de televisión donde el personaje principal es un agente de una organización secreta, su misión es salvar el planeta de Aliens. Yo sé… suena muy viajado pero la serie esta súper buena.

En la serie el personaje principal pasa por una serie de situaciones difíciles, donde incluso, su propia identidad se ve cuestionada. Además de que algunos de sus amigos más cercanos comienzan a perder su lealtad al Director de la organización y a la organización misma. Pero durante todo esto, el agente “Phill Colson” se mantiene leal al Director Fury y a la organización S.H.I.E.L.D.

Viendo esta serie, leyendo Proverbios 3.3 y varios Salmos donde el tema principal es permanecer leales. Me hizo pensar que La lealtad tiene el potencial de cambiar mi mundo, y como consecuencia, el mundo a mi alrededor.

La palabra Lealtad muchas veces es relacionada con una connotación negativa, como una serie de obligaciones impuestas involuntariamente a una persona. Pero al estudiar diferentes pasajes que hablan sobre lealtad en la Biblia, más que algo que es impuesto sobre nosotros, es una invitación a profundizar en una relación. Dios extiende la invitación a poner nuestra lealtad de manera voluntaria en él y así crecer en cercanía y amor con él mediante una relación personal.

El amor es mejor practicado con un corazón leal.

Primeramente la Lealtad nos transforma a nosotros; nos transforma a la imagen del objeto de nuestra lealtad. En el capitulo 4 de el libro de Santiago, el autor nos invita a acercarnos a Dios ya que él esta dispuesto a acercarse a nosotros. Inmediatamente después de esta declaración el autor nos desafía a tomar la decisión de poner nuestra lealtad en Dios y no en cualquier otra cosa o persona en este mundo. Cuando tomamos esa decisión, Dios comienza a transformar nuestra vida, comenzamos a ser transformados desde nuestro interior. Esta transformación ocurre no por nuestras acciones, sino Dios mismo trabajando su amor inagotable en nosotros. Al darnos cuenta de este amor, nuestro deseo es mantener nuestra lealtad hacia aquel que da más de lo que merecemos. Esto ocurre una y otra vez, siempre comenzando en Dios y no en nuestras acciones… pero bueno ese es otro tema.

De la misma manera que el “Agente Phill” se encontró con situaciones difíciles, nosotros en nuestra vida nos encontramos con situaciones difíciles; enfermedad, escasez y temores ó incluso éxito inesperado, fama y puertas abiertas. Es nuestra decisión, en estos y otros momentos, el definir donde se encontrará nuestra lealtad. Una vez tomando la decisión, Dios nos da su gracia para poder seguir caminando en lealtad.

Alguna vez escuche decir a un maestro durante la universidad “Para conquistar el mundo, primeramente tienes que conquistar tu vida.” Una vez que nosotros somos transformados desde el interior, es cuando podemos transformar el mundo a nuestro alrededor.

El mundo no es transformado por buenas ideas, el mundo es transformado por ideas puestas a la practica. Esas acciones, tienen que estar en armonía con la intensión de nuestro Creador, jamás sabremos cuál es la intensión de nuestro Creador si primeramente no entendemos el deseo de su corazón. El producto de la lealtad es entender ese deseo, es cavar profundo hasta comprenderlo. Cavar profundo es cuando recibimos revelación y la revelación se encuentra cuando buscamos. Podemos buscar en diferentes medios, en oración, escudriñando la Biblia, teniendo conversaciones con otras personas, etc. La clave es querer cavar profundo.

La lealtad tiene el potencial de cambiar tu mundo, y como consecuencia, el mundo a tu alrededor, pero, ¿estás dispuesto a tomar la decisión de ser leal a Dios y cavar profundo en busca de revelación?

@LuisGmejia