Cómo jugar en equipo.

960 638 Más Vida
  • 12

¡Hola! Hoy quiero compartir contigo siete valores indispensables que he aprendido con el paso de los años para trabajar mejor en equipo y para que el equipo trabaje mejor entre ellos. No están en orden de importancia, sino como me fueron llegando a la mente.

1. El valor de la lealtad: Leal significa “Que guarda a alguien o algo la debida fidelidad”. Dentro de un buen equipo debemos ser fieles (o leales) entre nosotros, leales a lo que creemos, a la cultura, a nuestros pastores y líderes. Leales a la visión que Dios ha dado a nuestra iglesia local. Leales a las personas que sirve y luchan junto a nosotros para hacer iglesia de una manera excelente y relevante.

2. El Valor de la confianza: Confianza significa “Persona con quien se tiene trato íntimo o familiar, en quien se puede confiar”; y confiar significa “Depositar en alguien, (sin más seguridad que la buena fe) un secreto o cualquier otra cosa (como autoridad, responsabilidades e incluso poder o liderazgo).

Esto significa que yo confío en ti y tu puedes confiar en mí, yo puedo delegarte tareas y tu puedes hablar conmigo de frente. Debemos tener confianza para poder hablar personalmente cualquier asunto, sea bueno o sea malo.

3. El Valor del Perdón: Jesús nos ha perdonado y debemos aprender a perdonar; además debemos aprender a arreglar los conflictos, ¿cómo? Según la Biblia Mt 18:15-20 es así:

1. Tratamos de arreglarlo personalmente en privado
2. Tratamos de arreglarlo con 1 o más testigos (preferentemente algún lider de la iglesia)
3. Si después de esto no se soluciona informa a tu lider y que el de por terminado el asunto.

Enséñale a tu equipo a arreglar cualquier diferencia según el modelo Bíblico, un equipo con un corazón puro se mantiene unido, un equipo que no arregla sus diferencias se está fracturando a sí mismo.

4. El Valor de cuidarnos unos a otros: Si escuchas que alguien está hablando mal de otra persona de tu equipo (interno o externo) debemos detener el argumento de inmediato e invitar a esa persona a arreglar sus asuntos personalmente como nos enseña la Biblia.

No permitimos que nadie hable mal de nadie (aunque tuviera razón), detenemos el comentario y luego en amor tratamos de solucionarlo personalmente. Di no al chisme o a los rumores, siempre nos protegemos unos a otros.

Bien dice la Biblia: “El fuego se apaga cuando falta madera, y las peleas se acaban cuando termina el chisme.” Proverbios 26:20

5. El Valor del Respaldo Público: Siempre respaldamos misión, visión, valores, decisiones e instrucciones; pero cuando estamos en público lo hacemos aun más. Podremos no estar 100% de acuerdo, pero aunque no lo estés, siempre frente las personas debes respaldar la misión y visión de la casa. Si no estás de acuerdo con algo, no lo hables con todo mundo, por eso existe el valor de la confianza, háblalo personalmente con las quien que tengas que hablarlo. En privado debemos arreglar nuestras diferencias, en público debemos respaldarnos unos a otros.

Un ejemplo práctico sería este: Si alguien por alguna razón toma una decisión equivocada, no la cambies de inmediato sin preguntar, más bien respáldala y busca como corregirlo sin hacer quedar mal a nadie. No contradigas a nadie (menos en público); aunque tu líder o alguien de tu equipo se haya equivocado. Respalda su decisión y en privado busca entender el asunto. Evita el fuego amigo, honra la autoridad de tu líder y/o compañeros de equipo. Después en el momento indicado averigua por qué se tomaron esas decisiones y si fueron las correctas o no.

6. El Valor de la Fe: Pensamos siempre lo mejor de nuestro equipo, nuestros comentarios siempre son positivos, menos queja y más ánimo. Ante los cambios siempre vez el lado bueno (aunque dentro de ti te esté costando trabajo).

“No empleen un lenguaje grosero ni ofensivo. Que todo lo que digan sea bueno y útil, a fin de que sus palabras resulten de estímulo para quienes las oigan.” Efesios 4:29

7. El Valor del Respeto: En parte, confianza es el resultado de respetarnos unos a otros, saber que la otra persona me honra y respeta me hace sentirme seguro, así que respétense unos a otros, no pongas apodos, da un trato amable siempre a todos.

Por último, recuerda que nuestro deber como líderes de un equipo es vivir, enseñar, modelar y comunicar estos valores hasta que se conviertan en nuestro ADN personal, sólo así podrán convertirse en el ADN de tu equipo

Espero que estos siete consejos te ayuden como líder para que puedas formar un gran equipo; si no eres el líder aprende a jugar en equipo aplicando estos consejos en la organización en la que trabajas o sirves.

#ObedHernández

2 comentarios

Los comentarios están cerrados.